Jet Cleaner Air Desinfection Unit, by BARBERAN.

 

BARBERAN reinició la producción hace varias semanas y como medida de seguridad para sus trabajadores ha diseñado un equipo desinfectante de aire que está trabajando a plena potencia. Un dispositivo fiable y ecológico que elimina microorganismos como virus (COVID-19), bacterias (E-Coli), levaduras y hongos en segundos.

Basándose en su conocimiento y experiencia de la tecnología de curado y secado UV, Barberán ha desarrollado un prototipo de un equipo para la desinfección del aire mediante la radiación ultravioleta.
El desarrollo de la Jet Cleaner Air Desinfection Unit se cimenta en estudios realizados en Estados Unidos sobre las propiedades de desactivar el coronavirus por medio de la radiación ultravioleta de 254 nanometros, trabajando con una energía de 6,6 mJ/m2 como mínimo, para conseguir este efecto.

El equipo consta de 4 partes:

  • Filtro de partículas
  • Ventilador de gran caudal
  • Reflectores
  • Salida

Esta solución está pensada para espacios donde existe un gran volumen de aire, que es necesario purificar (naves industriales, zonas de almacenaje, grandes distribuidoras…). “Gracias a sus reflectores, todas las partículas de aire que entran en la máquina reciben la cantidad de radiación necesaria para eliminar cualquier microorganismo -explica José Manuel Rodríguez, director técnico de BARBERAN, S.A.-. La zona de salida es una tubera orientable para que se pueda enviar el aire purificado adonde sea necesario”.

“En definitiva, es un túnel con dos lámparas muy potentes UVC, con objeto de reducir la carga vírica que se queda en el aire, siempre que hay personas respirando el el área”, concluye José Luis Giménez, vicepresidente de BARBERAN, S.A.


Desde 1970 la empresa de Castelldefels fabrica túneles para el secado y curado de barniz con rayos ultravioleta.