Desde mediados del mes de abril la firma ha reabierto sus puertas.

 

Debido a la trágica y excepcional crisis que nos ha sacudido a todos los niveles, HÄRNNETT vuelve a hacer especial hincapié en la versatilidad de sus máquinas. Generalmente se piensa que la maquinaria HÄRNNETT está diseñada solo para trabajos con tableros de aglomerado, MDF y melaminas, pero esto no es así.

Las máquinas de corte de HÄRNNETT, como siempre se ha remarcado, pueden realizar trabajos perfectamente sobre materiales plásticos, como el metacrilato, además de otras superficies sólidas o metales no ferrosos. Seccionadoras verticales y horizontales, escuadradoras y, por supuesto, controles numéricos CNC, mecanizan sin problemas los diferentes tipos de plástico.

Así es que, en este periodo, desde mediados de abril, ya hay personas que han recurrido a su maquinaria para abrirse a otras posibilidades de mercado e impulsar así sus negocios, utilizando controles numéricos para mecanizado de diversas protecciones de metacrilato, o seccionadoras para el corte de planchas de plástico.

Por ello HÄRNNETT quiere destacar y fomentar su maquinaria especializada automática y a control CNC como una opción flexible (gracias a la variedad de materiales que pueden trabajar y su adaptación a las diferentes necesidades de cada empresa), robusta y de calidad, para la fabricación de diferentes piezas de metacrilato, como son especialmente mamparas y máscaras de protección, frente a la crisis sanitaria causada por el COVID-19, abriendo un abanico de oportunidades a las diferentes empresas del sector, tanto las que se encuentran ya en el mundo de los plásticos, como las que se dedican al tablero de madera y derivados.

Actualmente las mamparas protectoras están siendo muy demandadas por empresas de atención al cliente y HÄRNNETT quiere prestar todo su apoyo a los fabricantes con maquinaria potente, precisa y preparada para tener un alto rendimiento.